LA VOLUNTAD DE LAS PARTES

goldfish jumping out of the water

VOLUNTAD DE LAS PARTES

Una de las características principales de la mediación es que es voluntaria. Tanto la parte que solicita la intervención como el que acepta la invitación, tienen la total libertad de participar o no hacerlo.

El mediador no debe perder de vista que esa voluntad persiste durante todo el proceso de mediación.

Voluntad viene del latín voluntas formada del verbo volo que quiere decir querer.  La voluntad es una característica psicológica de los seres humanos, la voluntad determina nuestras acciones; por lo tanto la voluntad es libre, tiene que estar libre de coacción para que pueda ser como tal -voluntad- . Para la filosofía, la voluntad es una facultad del alma, es un motor que nos empuja a hacer algo o a no hacerlo.

Voluntad, voluntad, voluntad ¿viste cuantas veces lo repetí en el párrafo anterior? así de importante es la voluntad.

En la mediación, las partes siempre podrán decir: “hasta aquí llegué” “Quiero retirarme”, si bien el trabajo del mediador es persuadir para continuar la mediación, hay una fina línea entre eso y coartar la voluntad del mediado que ha manifestado que no quiere continuar. Siempre hay que respetar esa voluntad.

También es muy importante respetar la voluntad de las partes para llegar o no a un acuerdo, para tocar o no ciertos temas en la mediación, no debemos ser los mediadores quienes les impongámos los temas ni mucho menos prohibir otros para que los hablen en la sesión. La voluntad es las que empuja a las decisiones, el diálogo y la inteligencia de cada una de las partes les pones las opciones que tienen para llegar a un acuerdo, para perdonar, pero la voluntad será la que decida cuál de esas opciones es la mejor y por la que va a optar la persona.

Siempre. Bajo toda circunstancia, prevalece la voluntad de las partes, como individuos que son y como proceso que así mismo lo valora.

voluntad

Es uno de los valores de la mediación. Considero incluso que aún cuando en algunos países, el proceso de mediación es impuesto por el sistema para que sea acatado previo a un proceso judicial, puede ser que una de las partes no necesariamente tiene la -voluntad- de ir a la mediación, pero en cambio si la tiene (la voluntad) para solucionar su conflicto, podrá el mediador transformar esta estela de voluntad para que se manifieste como valor de la mediación, si no resulta, no habrá acuerdo y el caso vuelve al proceso judicial.

¿Quieres aportar algo?, ¿tienes un link a otro artículo sobre este mismo tema? ¡Compartamos!

Saludos.

síguenos en facebook @espaciodemediacion                                          ******** ¿PUEDES DEJAR UN COMENTARIO?*******

twitter @ingridmediadora                                                                                                                         ******GRACIAS********

1699total visits.

2 comentarios en “LA VOLUNTAD DE LAS PARTES

  • Pienso que dejar a las partes que su proceso sea totalmente voluntario es lo que mejor ofrece la mediacion porque asi no se sienten presionados, pero a veces entienden esa voluntad como un capricho y se enojan si la otra parte ya no quiere seguir con el proceso.

  • Hay mucho mas que escribir sobre ese tema. Ojala pudieras ahondar mas, es algo que los mediadores no tenemos que perder de vista. saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *